TARDE DE CINE CON DYA

Todo empezó hace casi 7 años, como una manera de implicar a todos los miembros de una misma familia en una actividad de voluntariado en la que cada uno pudieran poner su granito de arena y compartir, dos veces al trimestre, una actividad de ocio con un niño con discapacidad física o intelectual, en grave riesgo de exclusión social. Hoy son más de 200 familias voluntarias las que participan de este programa, del que se benefician 65 niños con discapacidad.

Trabajos similares